¿Cómo son y actúan los mediadores y mediadoras familiares?

En Treseme las mediadoras familiares somos profesionales expertas en la gestión de conflictos, licenciadas en derecho y con formación expresa en mediación. Contamos con formación específica en los ámbitos jurídico, psicológico, social, económico, aspectos que surgen a lo largo del desarrollo de las sesiones y que inciden en la elaboración del acuerdo final.

Nuestras mediadoras se caracterizan por ser neutrales e imparciales y sujetas al secreto profesional. La información que se trate y suministre en las sesiones es absolutamente confidencial.

Las mediadoras no tienen facultades de decisión ni de imposición de los acuerdos, pero sí que transmiten a las partes habilidades de comunicación y las dirigen a la consecución de acuerdos y al logro de su cumplimiento, con lo que los acuerdos alcanzados son equitativos y equilibrados.

Nuestras mediadoras no realizan funciones de terapeutas de familia o abogadas, en tanto la mediación es un proceso extrajudicial y no es una terapia, pero sí que evita resolver las controversias ante los tribunales y puede tener efectos terapéuticos sobre quiénes la han practicado.