¿Cómo se acude a la mediación?

Una de las características de la mediación es su carácter voluntario, de ahí el nivel de éxito en el cumplimiento de los acuerdos familiares y convenios reguladores entre parejas. Pero la mediación puede ser indicada por la autoridad judicial durante el desarrollo de procesos de separaciones o divorcios con hijos, así como en otras controversias entre parientes que deterioran gravemente la convivencia familiar.