Menores adoptables

L@s menores adoptables por cuidadan@s extranjer@s, serán menores residentes en hogares infantiles u orfanatos registrados por el Ministerio de la Mujer, la Infancia y el Bienestar de Nepal (organismo competente en la materia), durante al menos 90 días. De manera que sólo podrán ser adoptables en este caso, l@s menores huérfan@s o aquéll@s a los que los padres biológicos hayan renunciado expresamente y voluntariamente.

Menores huérfanos/as

Según esta normativa, se entiende por menores huérfanas/os:

  • L@s niñ@s abandonados sin padres, encontrados por la policía.
  • Niñ@s abandonados en el hospital.
  • Niñ@s cuyos padres no están identificados.
  • Niñ@s cuyos padres fallecieron y ninguna persona se hace cargo de su custodia.

Cuándo un hogar infantil acoja a un/a menor, debe abrir un expediente para garantizar su adoptabilidad, en su caso. En el referido expediente constarán todos los detalles acerca de la situación del niño/a y de cómo llegó al hogar. Entre estos datos debe obrar el documento oficial de la policía, o bien del hospital en el que se encontró abandonado al niño/a.

Una vez que se ha admitido al/la menor y se le ha abierto su expediente, el hogar debe abrir un trámite de publicación a través de la radio o de la TV y en un periódico de tirada nacional.

Asimismo el hogar infantil debe notificar a la Jefatura de Policía la admisión de la niña/o en el mismo, en el plazo de los 7 días siguientes a su admisión. Por su parte la jefatura de Policía hará la pertinente publicación de la situación del/la menor, así como de sus circunstancias y estancia.

Si en el plazo de 45 días desde la publicación no se registra ninguna reclamación, la notificación, se vuelve a publicar durante 21 días. En caso de que transcurrido este último plazo no se haya hecho ninguna reclamación, el hogar infantil informará fehacientemente a la pertinente Administración de Distrito, comunicando información detallada acerca del/la menor y sus circunstancias y requerirá su Declaración de Orfandad.

Menores a los que sus padres han renunciado:

Cuando un hogar reciba a un/a menor al que sus padres han renunciado de manera libre, voluntaria y expresa. En este caso, los progenitores deben practicar esta renuncia expresa ante la Administración del Distrito (CDO). Una vez que el hogar recibe y acoge a la niña/o, le abrirá expediente con los datos necesarios acerca del mismo, sus padres, o tutores, guardadores, así como otros datos relevantes al caso, debiendo el hogar remitir este expediente al Comité Central de Bienestar del Niño y a la Administración del Distrito que registró la renuncia.